Visitantes recientes

sábado, 6 de octubre de 2012

ESBRINADORAS


Un complemento para el belen aragones.
LAS ESBRINADORAS DE MONREAL




A las esbrinadoras había que acompañarlas de algo, asi que he realizado una mesa
con un montón de rosa de azafran para esbrinar.

Lo he completado con la balanza y con sus pesas correspondientes para pesar el brin.


En octubre normalmente hace frio y no podía faltar debajo de la mesa
el brasero para calentarnos.






Las esbrinadoras estan colocadas en este portal de la entrada anterior del blog
pero su lugar será como he dicho algún rincón del belén aragonés,

4 comentarios:

  1. Simplemente genial. Eso si, las modelos vestian sus mejores galas, dado que se ven jovenes,sabedoras de que les retrataban para la historia, ha faltado, tal vez, una abuela viuda, enlutada y cachonda con pañuelo en la cabeza,delantal, manguitos y un gato en el regazo.... con el azafran lleno de lenguetas para que pese mas. Impresionante, y la faena debe ser colosal, tan homerica como esbrinar una libra de azafran en un dia

    Recuerdos

    ResponderEliminar
  2. me parece una idea estupenda con lo aragones que es el azafran,sus madrugones ,las mesadas de rosa que eran interminables....que tiempos aquellos ,me has hecho recordarlos .Son unas figuras muy bonitas y muy autenticas, no le falta detalle .
    Ana Abel

    ResponderEliminar
  3. Gracias Jesús, no hay nadie como tu para describir las historias pasadas.
    Estas son figuras compradas y solamente he tenido que modificar una para que no fueran iguales.
    Pero este fin de semana he estado trabajando en otro trabajo aragonés que te va a gustar también. En nuestro barrio ha vivido el ultimo de Calamocha.
    Se trata de un puesto de cesto. Pero lo malo es que no tengo figura para ponerle. Me voy a arriesgar a hacer una yo a ver como me sale. Si tienes alguna foto vieja de nuestro vecino, mandamela.

    ANA BEL, desde luego que trae buenos recuerdos. En mi casa traían la rosa de Torrijo para esbrinarla la gente del barrio. Los chicos después de salir de clase esbrinabamos lo que podíamos para sacar unos durillos y poder comprar regaliz rojo en la tienda de la María "La pelos". Entonces no había tiendas de chuches, ni chuches para comprar.

    Bueno Jesús, Ana Abel os espero en la feria de Todos los Santos donde lo tendré montado todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Te he pasado lo poco que hay, mas bien nada,a la direccion del blog... una pena, como las grandes divas, no queria retratos.

    Recuerdos

    ResponderEliminar